Tiene que cuidar a su hermano en casa y no puede estudiar. Pero se las ingenia y va a la escuela igual

Hoy en día hay muchas historias que conmueven al mundo y es que son realmente inspiradoras y hermosas que demuestran que el mundo aún tiene esperanzas de seguir adelante con una generación de buenas personas.






Quizás te preguntarás el por qué decidimos comenzar el post de hoy diciendo estas palabras, y es que definitivamente después de leer esta historia tan conmovedora e inspiradora que hemos traído para ti el día de hoy lo vas a entender.
Bien sabemos que día a día hay niños que van a la escuela, tiene esa fortuna, sin embargo hay otros que les toca afrontar una dura situación económica que les impida asistir, sin embargo las ganas e estudiar de un niño pueden llevarlo a trabajar desde pequeños.
Este hecho resulta algo triste, y es que el saber que muchos niños rechazan el hecho de ir a estudiar, hay otros que se esfuerzan lo más que pueden para ir a la escuela. Sigue leyendo y conoce esta historia.

Increíble lo que hace este niño



Ya es conocido que hay muchos lugares del planeta con un nivel de pobreza extremo que afecta hasta a los más pequeños de la casa pues cuando los padres salen a trabajar ellos deben encargarse de todo, incluyendo sus hermanitos menores y eso es justo lo que hace el niño de esta historia.





Resulta que hay un niño en Filipinas, quien tienen su hermano enfermo en casa y es a quien debe cuidar todos los días, labor que le impide acudir al colegio, aún así el busca la manera más ingeniosa de acudir sin importar lo que tenga que hacer.
Debido a que tenía que cuidar a su hermanito en casa, no podía acudir a la escuela, por lo que se le ocurrió una idea grandiosa, le decía s su madre que cuidaría a su hermanito en casa y sin que nadie supiera el lo llevaba a otro lugar, la escuela.
Un día uno de los profesores del pequeño, Mam Lei, de la escuela Salvación Elementary, les tomó una foto y la publicó en las redes sociales haciendo que se viralizara por todas partes dando a conocer el esfuerzo del pequeño por querer ser alguien en la vida.





En la foto se ve al pequeño Justin con su hermanito de un año sentado en sus piernas mientras el está en clases, pero siempre estando al pendiente que no moleste a sus compañeros ni llore durante la clase.
¿Qué opinas acerca de las acciones de este pequeño? Sin duda hace un esfuerzo enorme.
No olvides compartir.

PERSONAS ONLINE